Los tipos de criptografía más eficaces para su negocio

Los tipos de criptografía más eficaces para su negocio

La protección de la información es una de las cuestiones más importantes en las empresas. Una falla en la protección de los datos puede comprometer toda la actividad de una empresa, por lo que es esencial que se adopten las medidas necesarias para garantizar que no se pierde ninguna información confidencial. La criptografía es un conjunto de técnicas utilizadas para proteger la información de modo que sólo las personas autorizadas puedan acceder a ella. La palabra criptografía deriva del griego, en que el cripto significa escondido y grafía significa escritura. De manera muy simple, podemos decir que la encriptación significa escritura oculta. Las técnicas de criptografía transforman los datos en códigos, impidiendo su lectura por parte de personas no autorizadas. Sólo quien tiene la “clave” del archivo puede realizar la lectura de la información. En el artículo de hoy, vamos a abordar los tipos de criptografía más eficaces para su negocio!

SSL (cifrado simple)

Esta es una medida de seguridad recomendada para todos los sitios web, sobre todo para aquellos que solicitan el envío de información privada de los clientes, como datos personales o datos bancarios. Este método valida la dirección URL del dominio del sitio y protege la información. Para saber si un sitio está protegido por SSL, basta comprobar si su URL contiene HTTPS antes de la dirección.

VPN

Una red privada virtual (VPN) es un tipo de conexión privada que utiliza una red pública para acceder a los datos de su empresa. Contiene una encriptación de conexión que impide la interceptación de datos y el seguimiento de IP. Esta es la forma más segura de acceder a los datos de la empresa a través de redes públicas, como las de los hoteles y aeropuertos.

Cifrado de correo electrónico

Este tipo de criptografía permite codificar las firmas de correo electrónico, garantizando la verificación de la procedencia de los correos electrónicos enviados y recibidos. Este tipo de protección es indicado para las empresas que necesitan garantizar el secreto en cuestiones legales, en las que los correos electrónicos no puedan ser usados ​​como pruebas.

Clave simétrica

La clave es utilizada tanto por el emisor como por el recetor, es decir, la misma clave se utiliza para codificar y descodificar los datos. No se recomienda el uso de este método para guardar información muy importante y confidencial.

Clave asimétrica

Este método utiliza dos claves: una privada y una pública. Una clave de codificación se crea y se envía a quien necesita enviar información – esta es la clave pública. Se debe crear una clave para la descodificación – esta es la clave privada. La clave privada es secreta y debe enviarse sólo a quien autoriza a descodificar los datos.

Sugerencia adicional: enmascaramiento de los datos

Enmascarar los datos tiene el principal objetivo de proteger los datos confidenciales contra accesos no autorizados. En la práctica, las herramientas de enmascaramiento de datos crean una versión similar a los datos originales en términos de estructura, pero sin revelar su verdadera información. En realidad, su formato original se mantiene sin cambios pero los datos presentados son ficticios. Los datos enmascarados se pueden utilizar en entornos de prueba y auditorías, no comprometiendo el resultado del análisis, pero garantizando siempre la confidencialidad de la información sensible. Un proceso manual para proteger los datos consume mucho tiempo y recursos humanos por lo que la mejor opción es recurrir a herramientas que hagan el proceso de modo automático, como el Datapeers.

Acerca del autor

Marketing administrator

Deja un comentario